La vuelta de rojo

La vuelta de rojo

MIRALO EN VIVO ACA

 

El 28 de agosto de 2005. Ese día, Estudiantes jugó por última vez en su viejo estadio de 1 y 55. Con gol de Calderón, venció 1 a 0 a Gimnasia y entre los testigos directos de ese momento que luego derivó en una lucha de 14 años, en la construcción de una nueva cancha y demás, había un pibe de las Inferiores que prometía y que por entonces alimentaba sus sueños de pisar ese césped como profesional. Claro, Marcos Rojo jamás imaginó que pasaría tanto tiempo para poder hacerlo. “Yo en ese clásico fui alcanzapelotas. Y decía: ‘Qué ganas de jugar ahí, algún día me tiene que tocar’. Luego debuté, me fui a Europa y nunca pude. Por eso. para mí este partido, más allá de mi vuelta, es un sueño. Voy a jugar en la cancha en la que nunca pude, que encima está hermosa”.

Sí, esta tarde, ante Defensa, casi 15 años después de aquel día y diez años después de su partida a Europa, el defensor vivirá una jornada inolvidable. Una que espera todo el hincha de Estudiantes. Pero nadie, ninguno, como él. “Se me hizo larguísima la semana. Me muero por entrar. Ya me tocó entrenarme por primera vez en el estadio y fue increíble. Estoy tratando de manejar la ansiedad”, contó en el programa Cielosports segunda edición y lo comparó con su debut en el Mundial de Brasil 2014. “Igual estoy seguro de que cuando salga a la cancha me voy a tranquilizar. Eso espero”.

-¿Te sorprendió el impacto que tuvo tu vuelta?

-Sí, estaba en Manchester y mi vuelta salía hasta en los noticieros.Hoy estoy contento. Decidí bien. Rechacé varias ofertas.Una del Mónaco. Mis representantes, que son ingleses, me decían: “Marcos, es Mónaco. ¿Seguro no querés vivir ahí?” Pero quería estar acá. Es un tema de la cabeza. Sentía que allá me recuperaba y algo me pasaba. No podía ponerme bien. Necesita parar, volver a empezar. Y Estudiantes era el lugar para comenzar otra vez.

-¿Cómo te recibió Mascherano?

-Muy bien. Ahora que lo veo todos los días a veces digo: “¿Qué hace Masche acá’”, jaja. Pero parece que hubiera jugado toda la vida en Estudiantes. Hasta conoce gente que ni yo conozco, jajaja. Llegás a la mañana y ya está hablando con alguien. Jugó años en el Barsa, en Europa, en la Selección y lo ves ahí con nosotros. Es fuerte.

-¿Los pibes qué dicen?

-Yo porque lo conozco, pero veo cómo los chicos lo miran y es normal. El otro día estábamos corriendo, Diego (García) llevaba el cronómetro y tenía miedo de decirle hasta el tiempo. Es lógico. Pero Masche es uno más. Se caga de risa. Habla con todos.

-Di María contó que Masche quiere que vuelvan todos los de la Selección…

-Sí, hablé con Fideo. Cuando le conté que volvía, me dijo: “Estás loco, ja”. Y le respondí: “Vos porque no te animás a volver a Central, je”. Pero ojalá que algún día nos podamos juntar todos los de la Selección otra vez.

-Hablando de eso, y aunque haya pasado el tiempo, fue raro lo que ocurrió en el Mundial de Rusia…

-Fue todo una locura. Sentíamos que había cosas raras. Yo no lo conocía a Jorge (Sampaoli). Porque me lesioné y no jugué las Eliminatorias. Así que recién lo vi trabajar en el Mundial. Y fue raro, las formas… Igual, la presión en un Mundial es difícil. Hay que tener mucha calma.

-¿Qué pasó en ese partido con Nigeria?

-Hubo una charla grande en la previa. Con el plantel y también con Sampaoli. Y como estaba la situación se tomó lo que nos pareció la mejor decisión: que ese partido lo afronten los jugadores que más tiempo tenían en la Selección. Y que si nos tocaba quedar afuera, no se quemaran los más nuevos, como Meza, Pavón y el propio Dybala, porque si no después iba a ser difícil para el futuro de ellos en la Selección. Así, se resolvió que los que más tiempo tenían se hicieran cargo del partido.

-Justo a vos te tocó hacer el gol de la clasificación. ¿Pensaste qué hubiera pasado si no la metías?

-Creo que hubiera sido peor que en el Mundial de Corea y Japón. Por tener a Leo (Messi), por todo lo que rodeaba la Selección… Si no pasábamos, era una masacre. Pero avanzamos.Y aunque está la sensación de que Francia nos pasó por arriba, estuvimos ahí también: porque perdimos 4 a 3 y tuvimos la última para empatar.

-Para Francia jugó Pogba, que era compañero tuyo en el United. ¿Te hiciste amigo de él?

-Sí, tenemos una relación muy linda. Es un chico buenísimo. Hasta tomábamos mate juntos, porque le gusta el mate y siempre me pedía. Varias veces le dije: “Vos naciste para ser futbolista”. Porque tiene todo: es fuerte, rápido, tiene técnica, le pega con una bomba. Pero como persona es más crack todavía. Ahí es un 10.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *